Top Peliculas Series Próximos estrenos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5.3
Género:

Thriller

País: Irlanda
Duración: 90 min.
Año: 2016
Director: Peter A. Dowling
Reparto:
Radha Mitchell, Rupert Graves, Ian McElhinney, David Robb, Liam Carney, Peter Vollebregt, Declan Conlon, Lesa Thurman, Conor Mullen, Joanne Crawford, Hilary Rose, Deirdre Monaghan, Megan Riordan, Rachel Oliva, Melissa Maria Carton, Aron Hegarty

Si hay alguna pelicula borrada o va a tirones cambia de servidor aqui abajo.

OK
Latino Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5 Trailer

Sacrifice

Sacrifice
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Openload LATINO 868.90 MB
Es difícil hoy en día hacer un thriller original, que no sepa a recalentado, que encima el guión no tenga trampas ni lagunas y esté bien cerrado. “Sacrifice” no tiene nada de eso. Es de esas películas que son un continuo deja vú, de hecho desde el minuto 15 ya sabes como va a terminar, y efectivamente, termina así.
Una médico sufre un aborto y decide cambiar de aires yendo a la tierra natal del marido, en las islas Shetland. Una pena que un paisaje tan bonito esté tan desaprovechado en la película. Una vez que está allí, casualmente descubre la tumba de una mujer. Enseguida los peces gordos de la comunidad echan tierra al asunto diciendo que es un cadáver que tiene siglos de antigüedad y está bien conservado por el musgo ¿?Ella no se cree nada y con la ayuda de una mujer policía, destapará un culto satánico de tipo machista relacionado con runas y vikingos.
Le doy un cuatro porque los actores y el director, se ve que le han echado ganas a la película. Lástima de guión trillado y poco creíble.Me encantan las películas donde una mujer que nada tiene que ver con el mundo policial, juega a ser detective por alguna razón, y este es uno de esos casos, lo mejor es que lo manejan muy bien, dentro de lo que es un thriller con todas las convenciones del género.Me resultó una película muy entretenida, interesante como la protagonista va desentrañando lo que sucede en realidad con todos los niños huérfanos de madre, es verdad que es bastante predecible, pero se deja ver y en ningún momento aburre.Interpretaciones correctas, una dirección profesional, y además el plus de los hermosos paisajes.Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.