Top Peliculas Series Próximos estrenos
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 7.0
Género:

Thriller

País: USA
Duración: 94 min.
Año: 2015
Director: Jeremy Saulnier
Reparto:
Patrick Stewart, Anton Yelchin, Imogen Poots, Alia Shawkat, Mark Webber, Taylor Tunes, Joe Cole, Brent Werzner, October Moore, Cody Burns, Mason Knight, Eric Edelstein, Audrey Walker, Samuel Summer, Kasey Brown, Kai Lennox, Macon Blair

Si hay alguna pelicula borrada o va a tirones cambia de servidor aqui abajo.

OK
Opción 1 Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5 Trailer

Habitación verde

Green Room
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Utorrent LATINO 1.45 GB
Descargar Openload LATINO 945.96 MB

Tras presenciar un asesinato en un bar, los miembros de una banda de música punk son encerrados en una habitación del local por los autores del homicidio: una pandilla aterradora de neonazis que reivindican la supremacía blanca. Su líder es el dueño del bar (Patrick Stewart), un tipo que no quiere dejar testigos de lo sucedido. “Green Room” posee algunas virtudes que, de entrada, la diferencian, y para bien, de la mayoría de los “thrillers” que habitualmente se estrenan. Y esas virtudes no se hayan en su originalidad argumental o técnica. Precisamente lo que le faltan a muchas películas de terror es personalidad, cosa que suelen disimular con golpes de efecto, pero en esta ocasión, el mayor acierto se llama Jeremy Saulnier, que es su guionista y director. Su guión es simple, se podría contar en el tiempo que dura un corto. Su logro, aparte de definir bien unos personajes que parecían a priori que no tenían mucho que contar, es haberlos aderezados con una estética rotunda y sumergirlos en un clima asfixiante, con un ritmo casi desenfrenado. Por ello sería recomendable, si fuera posible hoy día, que el espectador desconociese su sinopsis para su mayor sorpresa. La otra parte del acierto al que al principio aludíamos en el comentario es su dirección, casi lo mejor de la película, siendo capaz de mantener la tensión a lo largo de todo el metraje y, sin utilizar sustos ya conocidos, se ciñe al guión, casi estrangulándolo, para así sacarle el mayor partido posible.
El que algunos aficionados le hayan otorgado unas críticas despectivas o de cierta manera la hayan despreciado, simplemente no encuentro otra razón que se deba a mero prejuicio, a que sean amantes de un cine más comercial y convencional. Y no es que necesariamente haya que identificarse con este estilo de “thrillers”, pero me llama la atención que tratándose de supuestos cinéfilos no vean similitudes o no les recuerde a lo que en su momento hicieron en los setenta y/o en los ochenta, más que Boorman al que algunos citan, pues a Tobe Hooper, John Carpenter o Sam Raimi.
Su elección de actores es acertada, bien por su físico bien utilizado como Mark Webber o Eric Edelstein entre muchos de los seleccionados o por su buen hacer como en el caso del recientemente desaparecido Anton Yelchin, Imogen Poots o Patrick Stewart, quizás el mejor, porque como excelente actor de teatro que es, no lo olvidemos, es capaz de dar un personaje con un chasquear de dedos.
Su factura técnica, a pesar de lo reducido de su presupuesto, está lograda, especialmente su fotografía y su excelente maquillaje, que da todo el realismo en las dosis “gore” empleadas.
No creo tampoco que se trate de buscarle tres pies al gato. “Green Room” tampoco pretendía más que lo que muestra, de ahí que tampoco vaya a pasar a la historia por tener más méritos, y sus fallos, que los tiene, nos resulte “peccata minuta”. La película se ve con interés, incluso con estremecimiento. Por ello, y antes de que muchos se dejen llevar injustificadamente por alabados productos como “Calle Cloverfield 10” como una de las películas más claustrofóbicas del año, más vale que se atrevan a ver “Green Room”, que con menos promoción y tres veces menos de presupuesto invertido, consigue resultados infinitamente superiores, no solo a niveles cinematográficos si no con el mero fin de inquietar. Esto último sobre todo, es una recomendación para los fans del género, ya que su estreno, por desgracia, ha pasado casi desapercibido.