Top Peliculas Series The Walking Dead Temporada 8

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 6.0
Género:

Drama/ Fantasia

País: Francia
Duración: 105 min.
Año: 6.0
Director: Olivier Assayas
Reparto:
Kristen Stewart, Lars Eidinger, Nora von Waldstätten, Anders Danielsen Lie, Pamela Betsy Cooper, Sigrid Bouaziz, David Bowles, Ty Olwin, Leo Haidar, Benoit Peverelli, Fabrice Reeves, Abigail Millar
Latino Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5

Fantasmas del pasado

Personal Shopper

Maureen, una joven estadounidense en París, se hace cargo del guardarropa de una celebridad. Aunque no le gusta su trabajo, es lo único que encontró para su pagar su estancia mientras espera una manifestación del espíritu de Lewis, su hermano gemelo desaparecido hace poco. Maureen comienza entonces a recibir en su móvil extraños mensajes anónimos.Menudo pedazo de mierda. Es mala, pero mala, mala de verdad. Se comenta que la tercera entrega es mejor que esta. Joder, como si fuera tan difícil. La primera media hora es completamente vergonzosa. Y no lo digo solo por esa Sevilla tercermundista (que manía le tienen los norteamericanos a esta ciudad, primero esto y luego el Dan Brown) que lo único que denota es una asombrosa falta de documentación por parte del guionista (aunque viendo como le quedó el resto del guión ya deja bastante claro que bueno, lo que se dice bueno, como que no lo es mucho), sino por ese jueguecito seductor entre Cruise y Thandie Newton (condunciendo por una carretera a base de hostiarse con sus tremendos cochazos ¿pero qué es eso?) que roza el patetismo más absoluto. Además la realización videoclipera de John Woo me pone de los nervios. Menudo desastre. Debe ser la peor película de Tom Cruise. Es incluso más horrorosa que el remake de ABRE LOS OJOS, que ya es decir. Es aburrida, arrítmica, irritante y autocomplaciente. Todo un escaparate para que el señorito Cruise de rienda suelta a su narcisismo y desproporcionado ego. Como le debe molar que le presenten guiones como este, en el que queda como un superhombre en una escena si y otra también. Me entraron ganas de no volver a ver una película de este tío en unos cuantos años. Por supuesto la tercera parte no la pienso ver ni drogado. Anda que vaya a tomarle el pelo a su señora madre. Por cierto, muy bonito el detalle ese de Thandie Mewton prostituyéndose para beneficiar una misión que ni le va ni le viene después de un diálogo tal que asíMenudo pedazo de mierda. Es mala, pero mala, mala de verdad. Se comenta que la tercera entrega es mejor que esta. Joder, como si fuera tan difícil. La primera media hora es completamente vergonzosa. Y no lo digo solo por esa Sevilla tercermundista (que manía le tienen los norteamericanos a esta ciudad, primero esto y luego el Dan Brown) que lo único que denota es una asombrosa falta de documentación por parte del guionista (aunque viendo como le quedó el resto del guión ya deja bastante claro que bueno, lo que se dice bueno, como que no lo es mucho), sino por ese jueguecito seductor entre Cruise y Thandie Newton (condunciendo por una carretera a base de hostiarse con sus tremendos cochazos ¿pero qué es eso?) que roza el patetismo más absoluto. Además la realización videoclipera de John Woo me pone de los nervios. Menudo desastre. Debe ser la peor película de Tom Cruise. Es incluso más horrorosa que el remake de ABRE LOS OJOS, que ya es decir. Es aburrida, arrítmica, irritante y autocomplaciente. Todo un escaparate para que el señorito Cruise de rienda suelta a su narcisismo y desproporcionado ego. Como le debe molar que le presenten guiones como este, en el que queda como un superhombre en una escena si y otra también. Me entraron ganas de no volver a ver una película de este tío en unos cuantos años. Por supuesto la tercera parte no la pienso ver ni drogado. Anda que vaya a tomarle el pelo a su señora madre. Por cierto, muy bonito el detalle ese de Thandie Mewton prostituyéndose para beneficiar una misión que ni le va ni le viene después de un diálogo tal que así Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

 

Personal Shopper

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"