Top Peliculas Narcos Temporada 3 Juego de tronos Temporada 7

Una decisión peligrosa
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 4,7
Género:

Crimen/ Thriller

País: USA
Duración: 90 min,
Año: 2014
Director: Henrik Ruben Genz
Reparto:
James Franco, Kate Hudson, Omar Sy, Tom Wilkinson, Diarmaid Murtagh, Anna Friel, Sam Spruell, Lasco Atkins, Diana Hardcastle, Michael Jibson, Oliver Dimsdale, Maarten Dannenberg, Anick Wiget, Waj Ali, Nigel Genis
Latino Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5 Trailer

Gente de bien

Good People

Una joven pareja contrae una deuda enorme al reformar la casa que su familia tiene en Londres. Un día, su casero muere de forma fulminante y junto a él encuentran 200.000 libras. La pareja decide quedarse con el dinero, pero a partir de entonces empiezan a ocurrir toda clase de desgracias.

Una decisión peligrosa

La película se desarrolla con todo el suspenso, giros de tuerca yset pieces de acción, balazos y romance necesarios únicamente para avanzar la trama, pero sin complicarla demasiado. Esto desafortunadamente resulta en un argumento que parece armado en una clase de guionismo para principiantes y demasiado simplón para un público sofisticado moderno que necesita de un poco más que música emocionante y drama superficial.

Si Perdida de David Fincher está en un extremo, Gente de bien se encuentra al otro lado del espectro del género. Aun así, para la audiencia menos exigente en búsqueda de algo “para no pensar” –la cual tristemente se ha convertido en una cualidad deseable por algunos– y sin narrativas rebuscadas, experimentales, profundas o “complicadas”, esta cinta puede resultar una buena opción. Reservada para ellos y para fanáticos de James Franco que quieran algo un poco más entretenido que su cuenta de Instagram. Una decisión peligrosa.Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Good People

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"