Top Peliculas

Amigos de más
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 6,0
Género:

Comedia/ Romance

País: Canada
Duración: 98 min.
Año: 2013
Director: Michael Dowse
Reparto:
Daniel Radcliffe, Zoe Kazan, Megan Park, Adam Driver, Mackenzie Davis, Rafe Spall, Amanda Crew, Jemima Rooper, Megan Park, Meghan Heffern, Jordan Hayes, Jonathan Cherry, Oona Chaplin
Castellano Trailer

Amigos de más

What If

Wallace (Radcliffe) y Chantry (Kazan) se conocen en una fiesta mientras leen poesía escrita con imanes de nevera. Pronto surge entre ellos una gran amistad que les permite hablar de todo, películas, enfermedades o regalos de Navidad decepcionantes. El único problema es que Chantry tiene novio formal, y Wallace está locamente enamorado de ella. Amigos de más

Critica:

Soy de una generación compleja. Denostada por muchos, acusada de vaguedad e incapacidad para medrar. Somos un computo global que es calificado de manera negativa por nuestros mayores, quienes no son capaces de ver los condicionantes que nos han llevado al punto en el que nos encontramos; y que parecen totalmente imposibilitados de ver las cualidades tan maravillosas que se esconden tras los integrantes de nuestro colectivo. Nosotros hemos crecido en una época de cambio hiperacelerado. Nos han educado con métodos psicológicamente estudiados y preprogramados para convertirnos en dóciles miembros de una manada a la que no queremos pertenecer. Hemos alimentado nuestros sueños con cuentos de hadas e historias de amor y felicidad que nos han impedido ver la complejidad del mundo hasta que nos hemos topado de bruces contra él. Pero no hemos sucumbido al golpe, hemos sabido adaptarnos. Hemos aprovechado los medios de que disponemos. Somos una generación predispuesta para la tecnología y la información global. Hemos indagado en la cultura y la hemos absorbido gracias a la posibilidad de disponer de ella al alcance de nuestra mano. Somos la generación de la crisis. Crisis económica, de valores, social… Pero avanzamos y buscamos un futuro prometedor con aquello que disponemos. Hemos visto decaer un concepto tan elevado como el amor. Lo hemos sepultado bajo toneladas de cinismo, ante el dolor de la falsa fábula dorada que nos habían vendido. Nos creemos sofisticados, porque tenemos recursos para sentirnos así, y por eso lapidamos un sentimiento universal en el fondo de nuestros vanos intentos por descubrir los secretos del sentimiento más puro y complejo que tenemos. Y al final, quien más y quien menos, descubrimos que seguimos persiguiendo ese cuento de hadas del que oímos hablar cuando pequeños. Esa generación es la que habita “Amigos de más”.

Y por ello, esta película encierra todas las virtudes y defectos de nuestra generación. Diálogos electrizantes, sinceros y sofisticados. Soliloquios inteligentes que pretenden descubrir la verdad del romance entre las personas. Un libreto cargado de ideas interesantes que coexisten de manera notable con situaciones cómicas que convierten a esta película en una pequeña joya independiente que entra por los ojos y se disfruta con el corazón, aunque sus posos sean leves y fáciles de olvidar. “Amigos de más” es una excelente muestra de la evolución de la comedia romántica clásica desde el modelo de la “screwball comedy” de los años 50 y 60, hasta llegar a los cánones del género en la actualidad. Un género que se aleja de los complejos enredos, para descubrirse bajo sencillas tramas que encierran reflexiones cargadas de complejidad y ansiedad por descubrir la verdad de la complicada psicología emocional de la gente.

Un intento que, en este caso, se realiza de forma acertada, con un reparto natural, simpático y bello desde la honestidad de sus interpretaciones. Con un Daniel Radcliffe empeñado en borrar a golpe de credibilidad el estigma que le ha de perseguir durante muchos años, y una Zoe Kazan exquisita como tantas otras veces desde su fragilidad.

“Amigos de más” es, como nuestra generación, un intento por descubrir que hay de verdad tras el amor, que aunque termina cayendo en los tópicos de los que nosotros mismos intentamos huir, consigue su firme propósito de resultar inteligente, divertida, e incluso por momentos sofisticada y ácida. Una película para los que siguen soñando con la princesa prometida; que consigue hacer fácil lo difícil… que no es otra cosa que agradar.

Ayudanos con un me gusta y compartiendo Cinemitas con tus amigos. Gracias