Top Peliculas Series Próximos estrenos DMCA
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 6,2
Género:

Terror

País: USA
Duración: 84
Año: 1990
Director: John Lafia
Reparto:
Brad Dourif, Alex Vincent, Jenny Agutter, Gerrit Graham, Christine Elise, Grace Zabriskie, Peter Haskell, Beth Grant, Greg Germann

Si hay alguna pelicula borrada o va a tirones cambia de servidor aqui abajo.

OK
OK Opción 1 Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5 Trailer

Chucky, el muñeco diabólico 2

Child's Play 2
Opciones de descarga Servidor Idioma Tamaño Contraseña
Descargar Openload LATINO 800.67 MB

En “El cine según Hitckcock” (F. Truffaut, 1967 ), el maestro Alfred revelaba muchos de los secretos de su hacer cinematográfico y gran parte de sus ideas y planteamientos sobre el suspense en el séptimo arte.
Según el director británico éste siempre parte de un exceso de información por parte del receptor (en este caso, el espectador).
El espectador sabe más que el protagonista de la película y eso es lo que le angustia. Por eso, saltándose las reglas del whodunit clásico, a Hitchcock no le interesaba en muchas ocasiones esconder la identidad del asesino hasta el final, sino que se lo mostraba al espectador de antemano (véase Frenesí, 1972) para que éste sufriera viendo cómo los personajes daban bandazos persiguiendo a todos los sospechosos mientras el verdadero asesino continuaba perpetrando sus crímenes.
En el slasher únicamente en la primera entrega suele pervivir algo del interés policíaco ya que una vez que se suceden las secuelas, si bien el nivel de calidad suele ir notoriamente en descenso, es el mismo asesino al que buscamos y son cada vez mayores su carisma y apariciones, restándose interés a la autoría y motivaciones del asesinato.
Así ocurre en Muñeco diábolico 2. Salvando las distancias de este producto con la filmografía gloriosa del mago del suspense, me ha soprendido gratamente encontrar bastante elementos interesantes en esta temprana secuela.
El poseído muñeco Chucky reaparece en esta ocasión con una acentuada dosis de humor y gamberrismo.
Ya nada hay de original en el hecho de que el muñeco cobre vida. Sin embargo, son pocos los que conocen y creen esto como cierto y eso es lo que los aísla.
El pequeño Andy contempla cómo la gente muere a su alrededor bajo las garras de un muñeco sin poder hacer nada , asistiendo ante la incredulidad de su entorno.
Esta condición le margina y condena al igual que a todos los que conocen la realidad del Chucky.
Curiosamente, gran parte del cine de terror y , en concreto, del slasher, funciona bajo esta premisa : “El verdadero poder de los vampiros reside en que nadie cree en ellos”.
Desgraciadamente pocas películas pertenecientes a sagas slasher pueden ser consideradas grandes obras del cine de terror.
Valen mucho más en conjunto que individualmente y su verdadero mérito no está tanto en la calidad cinematográfica (que no podemos exigirles) sino en la trascendencia icónica de los personajes que los inserta en la cultura popular.
¿Quién no ha tenido entre los más tiernos terrores de su infancia a un Chucky, IT o Freddy Krueger sin siquiera conocerles?