Top Peliculas

El hijo de Batman
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5,7
Género:

Action/ Animacion/ Thriller

País: USA
Duración: 74 min.
Año: 2014
Director: Ethan Spaulding
Reparto:
Animation
Castellano
loading...

El hijo de Batman

Son of Batman

Escondido en una fortaleza secreta de la cima de una montaña se encuentra la Liga de las Sombras y su intrépido líder, Ra’s al Ghul. Junto con su hija igualmente peligrosa, Talia, supervisa un ejército de asesinos entrenados con planes de dominación mundial. Pero un levantamiento dentro de la Liga amenaza con desplazar el equilibrio de las fuerzas y obliga a Talia y a su joven hijo, Damian, a huir a la ciudad de Gotham. Con los asesinos siguiendo su rastro, Talia busca la protección en Batman, quien sin saberlo, es el padre del niño. A cargo de su hijo, Batman lucha contra el villano Deathstroke y la Liga de las Sombras, todo mientras enseña al testarudo de su hijo que uno no puede combatir el crimen convirtiéndose en criminal. Con la ayuda de los mejores de Gotham, incluyendo al Comisario Gordon y Nightwing, Batman descubrirá que su hijo y el aliado en quien más puede confiar son la misma persona. El hijo de Batman

Critica:

Batman es quizá el héroe de cómic que con más fortuna ha sido llevado al cine. Independientemente de las versiones de Burton y Nolan, sólo en animación contamos con titánicos esfuerzos como el llevado a cabo por Bruce W. Timm en la serie animada de los 90, producción de la que derivó una película magnífica como La máscara del fantasma. Más recientemente, DC Entertainment se decidió a llevar a sus mayores iconos a los hogares de todo el mundo con cintas de animación directas a DVD/Blu-Ray, que empezaron con una calidad desigual pero que en lo que respecta a Batman (en solitario, fuera de la Liga de la Justicia), alcanzaron un nivel muy notable tras el lanzamiento de Batman: Capucha Roja (Brandon Vietti, 2010). Le siguieron la algo inferior Batman: Año Uno (Lauren Montgomery & Sam Liu, 2011) y el espectacular díptico Batman: El regreso del Caballero Oscuro (Jay Oliva, 2012-2013). Ahora, tras un pequeño parón en el que el estudio se dedicó a Superman y otros personajes, volvemos al cruzado de Gotham con “El hijo de Batman” de Ethan Spaulding, animador curtido en Los Simpson o Avatar: La leyenda de Aang, que aborda su primer material serio tras dirigir algunas películas de Scooby Doo.

Para dejarlo claro desde el principio: El hijo de Batman es un paso atrás con respecto a los títulos previamente citados, un trabajo bastante menos inspirado y que sobrevive a sus errores gracias al personaje de Damian Wayne, el citado hijo del título, cuya construcción como personaje resulta sumamente interesante, no tanto así su evolución (demasiado drástica, en el tercer acto), en contraste con la personalidad de Batman. El film arranca con un prólogo en el que vemos cómo Deathstroke y los suyos asaltan el templo de Ra’s al Ghul, acabando con su vida. Talia, su hija, decide llevar a Damian a Gotham para dejarlo bajo la tutela de Bruce Wayne, su padre. Lo que pasará entonces es lo esperable: Deathstroke buscará venganza por cierto combate en el que perdió su ojo, Damian aspira también a vengarse del anterior por matar a su abuelo, y por el medio, Batman tratará de llevar al chaval por el camino correcto al tiempo que termina con un plan de biodesarrollo que podría convertir a gente normal en supersoldados muy fáciles de controlar.

El hallazgo de la película (y entiendo, también del cómic original de Andy Kubert y Grant Morrison) es presentar a este Damian como un personaje completo. Es un niño, efectivamente, pero ha sido entrenado por la Liga de las Sombras y en consecuencia su mente -y habilidades- van más allá de la de otros de su edad; no hay condescendencia en el trato, se le aborda como a un adulto. Podría recordar por ejemplo al tratamiento del personaje de Hit-Girl en Kick-Ass, aunque también tiene algo (sobre todo a nivel estético) de la aceptación que Goku hacía de su hijo Gohan en el manga/anime Dragon Ball Z, durante la etapa de Cell. Así, cuando hay violencia, se muestra de forma clara aunque sea un niño el que se enfrenta a un adulto (véase la batalla final). El problema de la película es que más allá de esto es bastante cuadriculada, siendo la subtrama de la mutación genérica bastante digna de un episodio malo de una serie regular. Tanto en la escritura como en la configuración estética, con unos diseños bastante horripilantes y poco inspirados.

El hijo de Batman no es una película muy recomendable más allá de los conocedores del hombre murciélago y devoradores de todo aquello en lo que se explore su mitología. Aunque hay algunas buenas escenas de acción y un personaje interesante, a nivel argumental no termina por explotar nunca (cuando podría hacerlo, se ponen barreras), contando además con una animación aceptable, cumplidora, pero nada sorprendente. Puede verse por completismo y es mejor que Justice League: War, la primera película animada de DC/Warner lanzada este año, pero está indudablemente por debajo de “Capucha Roja”, “Año Uno” o “El Regreso del Caballero Oscuro”. El personaje aún puede redimirse en unos meses, no obstante, cuando se estrene Batman: Assault on Arkham. La adaptación animada del videojuego “Arkham Asylum” está siendo dirigida por Jay Oliva, así que sumado al hecho de que la historia era bastante buena, podríamos esperar algo realmente notable. En resumen: que “El hijo de Batman” queda como un aperitivo con poco sabor, pero que tampoco se atraganta del todo. Se puede ver, pero no os perdéis nada especial si pasáis de ella.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"